UGT denuncia que el 34,5% del profesorado de la enseñanza pública no universitaria tiene 50 años o más

UGT denuncia que el 34,5% del profesorado de la enseñanza pública no universitaria tiene 50 años o más

El 34,5% del profesorado español de enseñanza pública no universitaria tiene más de 50 años, mientras que solo el 6,8% se encuentra por debajo de los 30. Los recortes producidos a partir de la crisis de 2008, que limitaron drásticamente la tasa de reposición de efectivos, y el insuficiente número de convocatorias para la cobertura definitiva de las plantillas han originado un envejecimiento excesivo de la plantilla docente, que UGT Servicios Públicos considera urgente revertir. La situación es aún más preocupante en Educación Secundaria, donde el número de los mayores de 50 años asciende al 38,4%, y en donde solo el 5,1% es menor de 30 años.

Canarias (43,3%), Galicia (42,3%) y País Vasco (40,7%) son las comunidades que registran el mayor porcentaje de profesorado con más de 50 años. Mientras tanto, Navarra (27%), Baleares (28,6%) y La Rioja (29,3%) son las que ofrecen un porcentaje más bajo. Si reducimos la franja al profesorado con 60 o más años, existe un grupo amplio de comunidades que tienen o superan el 8%: Galicia, País Vasco y Murcia. En este grupo también se encuentran las ciudades autónomas de Ceuta (con el mayor porcentaje, un 11%) y Melilla (con un 8,9%).

Galicia y Murcia, debido fundamentalmente a su alto porcentaje de docentes con más de 60 años y sus bajos porcentajes de profesorado joven, son las que presentan una plantilla más envejecida, en tanto que Navarra o La Rioja disponen de las plantillas más rejuvenecidas.

La situación originada es altamente preocupante. De no corregirse en breve, y dado el elevado número de jóvenes que no han podido incorporarse a la docencia durante los años de recortes, cabe esperar que se produzca tanto escasez de profesorado como un envejecimiento acelerado del actual. Por ello, es momento de apoyar, más allá de los procesos de estabilización, una potente oferta de empleo público que, junto a otros factores ligados a las condiciones laborales del profesorado, favorezca el atractivo de la profesión docente y permita la necesaria renovación de las plantillas.

Estudios de la OCDE han venido recordando desde 2005 los riesgos asociados al envejecimiento de la población docente, un problema que desde entonces no ha dejado de empeorar. Con el objeto de medir el equilibrio entre el profesorado joven y el de mayor edad, la OCDE establece como índice óptimo de distribución de edad el 0,50, que resultaría de dividir el número de docentes menores de 30 años y el de mayores de 50.

Los datos que aporta el estudio de UGT Servicios Públicos muestran que la situación de envejecimiento actual de las plantillas docentes constituye un problema estructural del sistema educativo español. Por encima de ese óptimo 0,50 establecido por la OCDE, únicamente se encuentra Navarra, en tanto que numerosas comunidades se sitúan por debajo del 0,20 y la media total se coloca en 0,198, muy lejos del índice óptimo. No obstante, y salvo en Castilla y León, los valores han mejorado, siquiera sea mínimamente, respecto al curso 2018-2019.

UGT considera que es imprescindible hacer de la docencia una carrera atractiva, lo que exige contar con unas buenas condiciones profesionales y salariales. A ello contribuirían un equilibrado reparto entre la carga lectiva directa y el resto de tareas exigibles al profesorado y una promoción profesional estimulante, atractiva, flexible y bien incentivada.

Además, es urgente eliminar la tasa de reposición y adoptar una serie de medidas relacionadas con la jubilación del profesorado, a la vista de las nuevas exigencias y los profundos cambios que se están produciendo en la educación, que exigen unas buenas condiciones psicofísicas del profesorado. También se hace necesaria la inclusión de otras figuras, como la jubilación parcial, que permitiría combinar la experiencia docente acumulada a lo largo de los años y la incorporación de nuevos profesionales.

Para UGT, todos estos aspectos deberían conjugarse en una política de planificación a medio y largo plazo, donde se planteen objetivos políticos y medidas para prever la escasez de profesorado, y se mejore el reparto entre los distintos tramos de edad, hasta alcanzar una distribución óptima y así evitar el envejecimiento del colectivo docente.

Por último, nuestro sindicato considera fundamental dotar la consecución de estas políticas con la financiación necesaria. A juicio de UGT, es imprescindible cumplir el objetivo contemplado en la LOMLOE de destinar a Educación el 5% del PIB, con el horizonte de alcanzar el 7% como paso indispensable para poder afrontar con garantías el reto que supone el rejuvenecimiento de las plantillas y la mejora de las condiciones laborales del profesorado.

 

Infografía

Boletín informativo ‘La renovación de las plantillas docentes, una realidad inaplazable’ 

 

 

 

Publicado en Enseñanza
volver arriba

Conocenos

Sectores

Servicios

Enlaces de Interés

Siguenos

Utilizamos cookies propias y de terceros para nuestros servicios, analizar sus hábitos de navegación, elaborar información estadística e inferir grupos de interés. Además compartimos los análisis de navegación y los grupos de interés con terceros. Al clicar en "Aceptar" o SI CONTINÚA NAVEGANDO, ACEPTA SU USO. También puede CONFIGURAR O RECHAZAR la instalación de cookies  “Cambiando la configuración de su navegador".